top of page
Buscar

¿Cómo crear una huerta en el daycare si no tengo espacio?

En los últimos años, se ha visto que a la jardinería  se le ha dado un mayor peso en los programas de cuidado infantil siendo esta una actividad educativa beneficiosa y una forma divertida de aprender sobre la naturaleza, además de fomentar el desarrollo emocional, social y físico de los niños. 

Tener una huerta en una guardería infantil  no es solo porque se ve bonito o porque hay que tener espacios verdes,  una huerta  te dará  la oportunidad de enseñar de forma práctica  sobre el ciclo de vida de las plantas, los  conceptos básicos de matemáticas, como la medición y el conteo, plantar semillas y medir el crecimiento de las plantas.  Además podrás fomentar el  desarrollo emocional enseñando a  los niños  la responsabilidad y la paciencia al cuidar  de sus plantas Además, ver el resultado de cómo su semilla  florece, aumenta la autoestima y proporciona un fuerte sentido de logro para ellos.

El desarrollo social también se fortalecerá a través de  el trabajo en equipo al  todos los niños del daycare estar cuidando su huerta les enseñara  a ser más empáticos y conscientes de las necesidades de otros seres vivos, desarrollando su empatía y capacidad de cuidado. 

Viendo estos beneficios y aprendizajes de forma práctica y divertida para ellos dan ganas de crear esa huerta verdad? Pero si no tienes el  espacio para implementar la jardinería en tu  guardería infantil ¿Qué haces?. Cuando conoces los beneficios empiezan a surgir  las opciones y las ideas para ponerlo en acción  así que vamos a ver una guía para implementarlo en espacios reducidos.


  1. Lo  primero que debes hacer si quieres crear tu huerta  es buscar  el espacio disponible. ¿Dónde hacerlo? Empieza a revisar un espacio en un  patio, un balcón, una ventana  o incluso una pared para hacer un jardín vertical, una puerta, una mesa cerca a la ventana.  Cuando no contamos con un espacio reducido los jardines verticales o macetas colgantes te ayudan a  maximizar el espacio disponible. Así que si hay donde hacerlo. 

  2. Si ya tienes el espacio es hora de  seleccionar plantas fáciles de cuidar, como hierbas (albahaca, menta), verduras (tomates cherry, zanahorias) y flores (girasoles, caléndulas), y optar por plantas que crezcan rápido y sean comestibles para mantener el interés de los niños y la seguridad de ellos.

  3. Lo mejor es usar macetas pequeñas y medianas que sean fáciles de manejar para los niños. Elegir una tierra adecuada que retenga la humedad pero drene bien, y envolver a los niños en la creación de compost usando restos de cocina, puede enriquecer la tierra de manera natural.

  4. Durante el proceso de siembra, es importante involucrar a los niños en todas las etapas, desde llenar las macetas con tierra hasta plantar las semillas. Enseñarles a regar las plantas adecuadamente y a observar a las plantas diariamente para que identifiquen lo que necesitan, esto  les brinda una experiencia Establecer un horario de riego que los niños puedan seguir durante la jornada del día y asegurarse de que las plantas reciban suficiente luz solar son aspectos clave para el mantenimiento del jardín.

  5. Y para terminar, el  monitorear el crecimiento de las plantas puede ser una actividad educativa adicional. Tener actividades de mesa en donde  los niños puedan  llevar un diario del jardín, donde puedan dibujar y anotar el crecimiento de las plantas y sus observaciones. Si por la  edad del  niño aún no escribe, podrían conversar en la actividad de tiempo de círculo o hacer arte con sus observaciones. Recuerda que con la huerta se aprenden desde matemáticas hasta ciencias pasando por habilidades emocionales, sociales y físicas 


Si has considerado crear una huerta en tu programa anímate, la jardinería en una guardería en casa con espacios reducidos no sólo es posible, sino extremadamente beneficioso para ti y para los niños. Al integrar la jardinería en el entorno de cuidado infantil pueden ofrecer una experiencia educativa y de desarrollo integral que enriquecerá las vidas de los niños a su cuidado. Los padres estarán felices de que sus hijos tengan esta experiencia y tú ofrecerás un servicio de calidad con experiencias de jardinería.


¡Manos a la obra y disfruta del proceso de ver crecer las plantas junto a los niños!


20 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page